OPINIÓN: Las reválidas de la mediocridad

Lo de España es una sorna constante. Me refiero en el conjunto de su historia. Siempre tendemos a nadar contracorriente. Aunque lo más lamentable es que aún actualmente seguimos manteniendo dicha tendencia. 
No me había pronunciado aún sobre el tema. La poca comunicación e información que ha ido soltando en pedacitos el gobierno del Partido Popular sobre las reválidas, ha sido escasa y desde la sombra. Y ha conseguido levantar la incertidumbre en ocho millones de jóvenes españoles, que no sabrán que pasará el día de mañana con sus estudios cursados.
Más que nada porque  estas reválidas de la LOMCE son el claro reflejo de las políticas aplicadas por el PP en su legislatura. Mediocres, regresivas y con el añadido de ser éstas, en resumen, una imposición en toda regla. Desde el Govern Balear ya han impugnado el Real Decreto de las reválidas ante el Supremo por considerarlas eso mismo: una imposición.
Pero dejando de lado el asunto de despachos, juzgados y congresos, creo que el fondo de la cuestión es aún peor que todo lo mencionado con anterioridad. Las reválidas, ese último exámen de los últimos, o eso aseguran, será lo que determine la capacidad de un individuo y su aptitud para conseguir el título. No su esfuerzo, determinación u otras habilidades que quedarán sin explotar debido a este sistema ambiguo, achacado y retrógrado. Y si no apruebas, a la puta calle, dicho en corto. O cursas una FP básica si eres de bachiller, porque el sistema te considera que nos das el nivel para continuar, por una simple nota de un sólo exámen. Es entendible que nuestro fracaso escolar roce el 20% con unos dirigentes políticos que denigran la Educación, a pesar de que éste vaya a aumentar debido a las reválidas, si es que se aplican finalmente. 
Hace ya un par de años que escribí un artículo sobre la necesidad que tiene el sistema educativo de modernizarse y adaptarse a los nuevos tiempos. Evidentemente, Es hora de dejar de memorizar más y más cosas que poco o nada, serán de utilidad para nuestros verdaderos propósitos, y comenzar a explotar aptitudes, pericias e ingenios, porque todo joven o niño alberga un potencial dentro que, a día de hoy, se encarga la ley educativa de cortar alas a base de regresión.
Las reválidas, son sin duda un paso atrás. Y ello es bastante complicado en un sistema educativo anclado en tiempos de la Revolución Industrial. Luego se preguntarán porque no hay ni una sola universad española entre las 150 mejores del mundo. El problema viene de largo, y no solo afecta a los estudios básicos.
Ya lo ven, es lo que tiene este país. Mientras Europa camina hacia al lado opuesto, nosotros en lugar de seguir el mismo sendero, volvemos hacia atrás. Ya pasó con el absolutismo y Fernando VII.
España es así. Siempre vamos a la cola.

OPINIÓN: Benidorm; camino hacia la sostenibilidad

Parecería mentira si lo aseguraran hará unos diez años atrás. Pero a día de hoy, la realidad, vuelve a demostrar una vez más que se pueden hacer de una manera muy distinta las cosas. Nadie pondría la mano en el fuego para afirmar que Benidorm no podría convivir sin el tráfico constante y esa gran masificación de vehículos en la ciudad. Actualmente, más de uno y más de dos, al menos así lo dejan entrever desde el equipo de gobierno, creen que Benidorm pasará a ser una ciudad sostenible en todo su esplendor. 
Y las primeras pruebas irrefrutables las tienen en la peatonalización de diversidad de calles. Apolo, Los Arcos, El Pino o en un futuro no muy lejano, Gerona, en el tramo comprendido entre los viales Esperanto y Dr. Orts Llorca, son la prueba de que, Benidorm tiene cabida para adaptarse a los tiempos venideros. Unas medidas tomadas desde el equipo de gobierno, que han sabido contentar tantos a vecinos como a comerciantes. Aunque también, como toda decisión tomada, existe una parte opositoria y comprensible.
Nadie duda de que los proyectos de peatonalización mencionados con anterioridad, son todo un éxito para la evolución de Benidorm, pero la semipeatonalización de la Avd. Armada Española, más conocida como el Paseo de Poniente, es un tema que se nos queda a medias tintas, ya que el deseo es la peatonalización al completo de la zona. Aún así, varios han sido ya los vecinos que han tenido queja sobre esta nueva implantación. La burocracia es farragosa, pero todo residente entre el término municipal de Finestrat y las avenidas Jaime I y Nicaragua podrán tener acceso a la avenida si cursan las autorizaciones correspondientes.
Un sistema, el de la peatonalización, que comienza a dar sus primeros frutos y que, espero que este método siga expandiéndose por la ciudad. Al igual que la implantación de nuevos tramos de carril bici, que poco a poco, este gobierno está consiguiendo establecer en Benidorm hasta conectar en gran parte todos sus tramos. Y esto no lo sugiere un servidor, sino los escolares benidormenses, que aprovechando el Día de la Educación y Seguridad Vial, instaron al alcalde, en resumidas cuentas, a que Benidorm camine hacia la sostenibilidad.
Ya lo ven. No hay excusa alguna para no proseguir con esta evolución. Y por si quedara pretexto alguno en el tintero, sepan que en la ciudad contamos con un excelente servicio de préstamos de bicicletas, usado cada vez por más gente. A la vista los datos del primer cuatrimestre de este año: un 59% más de uso, lo que suponen 34.488 préstamos, frente a los 21.692 que se registraron en el mismo periodo del año anterior.
Benidorm, oficialmente, ya camina hacia una ciudad mucho más sostenible.

OPINIÓN: Sobre la lucha contra el narcotráfico

Hacía ya demasiado que un servidor no se paraba a escribir, ya que como bien saben, mis ocupaciones se centran ahora en el otros proyectos, aunque como siempre, ligados a mi ciudad.
Pero vayamos a lo que nos concierne. Esta mañana, mientras organizaba el resumen informativo para la radio, he encontrado un fragmento en El Mundo de la entrevista de Cesar Gaviria para PAPEL, donde plasma una visión totalmente distinta a la aplicada en su mandato como presidente de Colombia allá por los 90. Ahora, éste recalca la importancia de la despenalización de las drogas para erradicar a los narcoterroristas.
Hablamos del mismísimo ex-presidente de Colombia que trató con el Bloque de Búsqueda y los Pepes para dar de baja al Patrón: Pablo Emilo Escobar Gaviria. Y con titulares tan bárbaros como: “Las políticas para combatir las drogas han hecho más daño que las drogas mismas” «Llevamos 60 años de políticas de drogas erróneas, para mitigar los daños de tantas medidas desacertadas es necesario descriminalizar la posesión de drogas para uso personal» parece que el debate puede salir a la palestra internacional. O al menos así debería, porque no es para menos.
Y visto lo visto, y si uno se informa sobre el tema -ahí les dejo a Roberto Saviano como ejemplo- verán de la trascendencia del asunto y la facilidad con la que se hace dinero en el narcotráfico. Y es que, la cocaína en primera instancia, es la mercancía más lucrativa para agrupaciones terroristas como las FARC o incluso, como indica Saviano, la ETA. 
Por si fuese poco, y dotar de mayor empaque y rigor a la lucha contra el narcotráfico desde un nuevo enfoque, hay que recordar que la ONU pidió despenalizar la tenencia de drogas para consumo en Argentina.
Así que, lo que es evidente, es que el narcotráfico es el nutriente perfecto para las organizaciones terroristas, y ya les advierto que cárteles, capos, mafias y un largo etcétera siempre estarán al pie del cañon, porque el beneficio económico de la droga es tan grande que corrompe desde la plebe, pasando por instituciones, cuerpos policiales y como no, políticos. Sobre todo, corroboraciones en Lationamérica haylas a caudales.
No obstante, el problema es mundial. Y sin irnos más lejos, vamos a parar a suelo español. ¿Recuerdan a Roberto Saviano? Pues bien, el escritor italiano -y agárrense a sus asientos- afirma con rotundidad que el dinero que provocó que la burbuja inmobiliaria española explotara, procede del narcotráfico. Lógico. El dinero que produce tan solo la cocaína es incalculable, pero se estima que el dinero por tráfico de cocaína puede alcanzar la cifra de 38.000 millones de dólares en Norteamérica y otros 34.000 millones de dólares en Europa.
Por otro lado, nosotros, los españoles, ostentamos la cuantía de generar dieciséis millones de euros de beneficio diario procedente del tráfico de droga, lo que supone unos 5.717 millones de euros. Y eso que solo somos las mulas de la droga de los grandes cárteles y la tierra donde pasar unas espléndidas vacaciones para los capos.
Ya ven, que de lo que les hablo, no solo concierne al consumidor o la salud pública. Es un dilema que nos está posponiendo el progreso y generando aún mayores males en la sociedad. Cada vez, son más los que abogan por la despenalización de las drogas, para arrebatar así, las vías de financiación de cualquier terrorismo conocido sobre la faz de la tierra. Y es que, queridos lectores, se ha intentado de todo, pero como bien dice el dicho: a rey muerto, rey puesto, y por mucho que se liquide o se encarcele a los narcotraficantes, la droga siempre estará dispuesta a seguir su ruta.

OPINIÓN: Más vale tarde que nunca

En estos tiempos que corren uno ya no sabe cuando catalogar una acción de populista. El término se distorsionó hace mucho, más que nada por el uso inadecuado de éste. Pero sin lugar a dudas, el populismo, o siendo aún más explícitos; la hipocresía, reina a sus anchas en suelo español. Sobre todo en los pueblos. Y ya saben que Benidorm ostenta muchos rascacielos, pero somos los que somos y sabemos perfectamente lo que hay.

En estos últimos días, el tema protagonista por parte de nuestros políticos, ha sido la denuncia por parte de C´s al turismo de borrachera. Para variar claro. Ahora, nos recuerda que una vez más, gracias a su grupo, se aprobó una moción para crear una ordenanza para luchar contra este tipo de turismo, y que en la actualidad, nada de lo hablado, ni nada de lo aprobado.

Otros políticos, aseguraron en su día que existe la necesidad de aumentar los efectivos de la Policía Local, incluso algunos recordaron que este tipo de leyes ya existen pero que no se aplican. Pero ahora, la gota que colmó el vaso, ha sido  por parte de Hosbec, para sumarse al festín y por si fuese poco, echar el entuerto a la oferta sumergida, sin antes recordar que uno de los mayores alicientes del turismo de borracho es el “Todo incluido” de los hoteles.

Es evidente que hay que detectar quienes se dedican al alquiler de viviendas con profesionalidad como es el caso de APTUR, y quienes las alquilan de manera desleal. Tal vez, también sea necesario reforzar el cuerpo policial local. Y claro que hay que tomar medidas contra el incivismo y el vandalismo, pero ello no se resuelve con una ordenanza de esta índole. El asunto está en el modelo turístico que tenemos, en qué nos basamos y sustentamos. Y lamentablemente, es lo que han generado quienes mueven los hilos de esta ciudad, y esto no se cambia de la noche a la mañana con una simple ordenanza.

Es esencial sentar a todos los sectores a hablar en una misma mesa y estructurar el Benidorm que queremos. Y cuando digo todos, es todos: políticos, gente del ocio tanto diurno como nocturno, gentes de la cultura, comercio, gastronomía y deporte, además de todo aquello relacionado con el turismo en Benidorm para definir el modelo turístico que queremos. No será por falta de recursos que ofrece nuestra ciudad en todos los ámbitos, solo hace falta pulir el diamante en bruto que tenemos, y dejar atrás los intereses personales y partidistas de aquellos que ya están deseando renovar sillón de cara a los próximos comicios.

Aunque todo esto no se consigue con más postureo político al que estamos ya habituados en Benidorm. Un modelo turístico joven, de calidad y que deje dinero en nuestra ciudad empieza por voluntad política y se mantiene gracias al trabajo de las gentes del lugar. Lo segundo desde siempre se mantiene, pero lo primero, aún estamos a la espera.

Pero eso sí, más vale tarde que nunca…